Iratxe Aranguren y Sidi Brahim, primeros ganadores de Saharaz Blai

Desde hoy y hasta el 22 de febrero será el público quién elija a las segundas personas ganadoras de cada categoría

Vitoria-Gasteiz, a 18 de febrero de 2019. La segunda edición del concurso audiovisual Saharaz Blai ya conoce el nombre de las dos primeras personas ganadoras. Iratxe Aranguren y Sidi Brahim, con sus trabajos “Una necesidad, un esfuerzo” y “En un lugar del desierto…”, han sido los premiados por el jurado. Ahora, será el público quién otorgue los segundos premios mediante la votación popular habilitada en la web del concurso (www.saharazblai.org) desde hoy hasta el 22 de febrero.

Ambos trabajos han recibido la mayoría de votos del jurado, compuesto por dos personas de la Asociación de Amigos y Amigas de la RASD de Álava, la EFA Abidin Kaid Saleh y los festivales de cine FiSahara y de Derechos Humanos de Donostia.

Los segundos premios de cada categoría están ahora en manos del público, que podrá votar hasta las 23:59 del 22 de febrero por su trabajo favorito de entre aquellos que han pasado a la última fase del concurso. Cada persona podrá emitir un voto en cada categoría. El sistema detectará los votos duplicados y los eliminará de manera automática.

De la categoría “Euskal Herria”, compiten las obras “Agua, Ura, Elma”, de Henar Echevarria; “Absurdo, ¿verdad?”, de Mikel Catediano; “Ur irioten (Gasto de agua)”, de Ibai Zaitegi, “Deshidratados”, de Ekhi Hontecillas y “Agua”, de Fernando Matías Zarza.

De los vídeos presentados desde los campamentos de población refugiada, el público deberá elegir entre “¡Juguemos a un juego!”, de Mahyub Mohamed; “El agua es el secreto de la vida”, de Ahjeb Yusef y “El agua es vida”, de Ali Salem.

Dirección de AlBorde Films

Iratxe Lacunza y Sidi Brahim tienen así asegurado un puesto en el equipo que rodará en abril un corto sobre el agua en la EFA Abidin Kaid Saleh de los campamentos de población refugiada saharaui, dirigido por Paula Iglesias y Ana Serna de AlBorde Films.

Iglesias y Serna formaron la cooperativa AlBorde Films en 2015, especializada en la realización de documentales. Han trabajado con diferentes organizaciones, como REAS Euskadi, Pikara Magazine o Gizatea, con el objetivo de aportar en la transformación social a través del audiovisual.